PALOMA SAN BASILIO dijo un “Hasta Siempre” al público gallego en A Coruña

Con un cuidado y elegante espectáculo de más de dos horas de duración, PALOMA SAN BASILIO se despidió del público gallego ante un abarrotado Palacio de la Ópera de A Coruña, al que le faltaron apenas un centenar de entradas para agotar el aforo.

Abrió el espectáculo con “Si me pudieran ver”, y un primer set con temas como “Killing me softly”,”La Hiedra”, “Beso a beso” y “Juntos”, cantado por todo el público.

Esta serie de temas y un cambio de vestuario con el que Paloma apareció vestida de blanco en el escenario dio paso sin duda a uno de los momentos del concierto con la interpretación de “No llores por mí Argentina” que puso en pie al público.

Momento de gran emoción que siguió con temas vinculados a América –tierra donde Paloma siempre ha triunfado- como “Tú me acostumbraste”, “Pile Canela”, “Gracias a la vida” o “Yolanda” entre otros.

La emoción embargaba a sus fans, y tras la proyección de un vídeo en el que Paloma  junto a Plácido Domingo interpretó en Miami “El día que me quieras”,  apareció la artista vestida con un elegante vestido rojo, y empezó un nuevo set con “La fiesta terminó”, “Cariño mío”, “Por qué me abandonaste”, “Luna de miel”, “Vida”, tema que puso un nudo en la garganta al público y “Un largo camino”.

Paloma tenía en el bolsillo a 1.600 personas entregadas cuando entró en la recta final del concierto. “Un sueño imposible”, “Memory”, y un final con el público puesto en pié acompañando a Paloma San Basilio con “Quiéreme Siempre”.

Apoteosis final de un concierto singular, ya que significa la despedida de una de las grandes divas de la música en España, y Cávea Producciones tuvo el privilegio de ser quien hiciera posible ésta noche inolvidable.