RAPHAEL, el artista total

La nueva gira de Raphael “Loco por cantar” en la que presenta su nuevo disco “Infinitos bailes” compuesto por destacados artistas de una generación que no es la suya pero a la que se ha metido en el bolsillo, hizo escala en Vigo y A Coruña el pasado fin de semana llenando ambos recintos. Su público abarcaba diversas generaciones, ya que RAPHAEL tiene fans de 18, de 30, de 40, de 50 y de 80 años. Raphael es único y su público es el mundo. A este gigante de la música que un día se cruzó con Manuel Alejandro e hicieron entre los dos algunas de las mejores canciones de la historia, no hay artista que se le compare. Verlo y escucharlo es un placer. Sus conciertos son de otra época, de otra dimensión, de los que rompen patrones. Raphael siempre a contracorriente. Para él no hay modas. Él, siempre él, es quien marca las tendencias en ese universo “raphaeliano” único. Con Raphael se sabe cuándo comienza un concierto, también cuándo finaliza, pero no antes de unas tres horas de emoción desbordada. Sus conciertos en Vigo y A Coruña no se salieron de ese patrón de larga duración y gravitación en torno a su figura, al margen de que siete músicos muy solventes le respaldaron sobre el escenario. Casi tres horas cinceladas con intensidad, con un repertorio de clásicos que mantiene en sus giras, y con la incorporación de parte de las canciones que forman su último disco, “Infinitos bailes”, en el que músicos actuales, admiradores de Raphael, han escrito piezas que se ensamblan a la perfección en su repertorio.

Compartir: